Sin Prisa ni Desnivel: Aventuras en Kayak - 1

PUBLICIDAD


HOME 1 2 3 4 5 6 7 8 9


Sin Prisa ni Desnivel: Aventuras en Kayak - 1

La aparición del kayak en mi vida tiene mucho que ver con la isla de Tabarca



El hecho de estar toda la vida contemplando la isla ahí enfrente y siempre soñando con alcanzarla con mis propios medios, me hizo acabar comprando una “embarcación”, jeje, que aún hoy sigue haciendo feliz a más de uno...


Actualmente no usamos mucho este flotador azul, pero, ahí donde lo veis ha llegado incluso a ser “barco de apoyo” en hazañas de gran calibre, como cuando el fantástico Hugo fue nadando a Tabarca


Je, je, je, aquella vez Hugo no tenía claro quién acabaría apoyando a quién , pero, el caso es que resultó ser un paseo muy agradable para los dos, como puede comprobarse en
la película


Finalmente volvimos los dos sin ningún contratiempo a bordo del flotador, culminando felizmente la primera travesía de ida y vuelta a Tabarca desde Santa Pola con nuestros propios medios


Y entonces, apareció Arturo...


Je, je, el bueno de Arturo J. nos puso un día el caramelico en la boca y nos llevó a dar una vuelta con su flota, que no era de flotadores precisamente...


Aquella experiencia “verdadera” también resultó compatible con la diversión, como no, je, je, es lo que tiene juntarse, fijaros, estos somos el comandante miguelón y yo en plena faena...


Y el grumete Angel haciendo sus primeros pinitos


Sólo cuatro kilómetros separan la isla de la península y se recorren en una hora si vamos con el flotador. Sin embargo, estos kayaks “de carreras” pueden hacerlo en veinte minutos yendo a toa leche,...o también en una hora, pero sin hacer practicamente ná


Aquella magnífica expedición, je, je, hasta el buque rotomod se asoma


Bueno, pues claro, ya después de aquél viaje me decidí finalmente por hacerme con un flotador más decente, ara verás tú


Incluso surgieron multitud de veladas marineras, je, je, es lo que tiene juntarse...

HOME 1 2 3 4 5 6 7 8 9